Imagina que cada mensaje a un cliente lleva directamente donde se soluciona a un click.

Imagina que tus frontales se comportan de modo diferente para cada cliente.

Imagina que consigues una personalización máxima: el segmento de 1.

MEMENTO 3 – EL COMPORTAMIENTO

UN EJEMPLO DE GESTIÓN DE COBRO

LOS SISTEMAS FRONTALES SE COMPORTAN “RECONOCIENDO” A CADA CLIENTE

LOS CONTACTOS SE UTILIZAN COMO OPORTUNIDADES DE AUTOSERVICIO

Es relativamente fácil enviar un mensaje para recobrar, por mail o SMS.

Lo ideal sería que facilitara que el cliente pagara solo: por ejemplo si, al recibir el mensaje, pudiera entrar en una pantalla que se lo pusiera fácil porque le reconociera y le propusiera directamente los pagos posibles.

La página de aterrizaje es diferente para el cliente A que para el cliente B y es diferente hoy que dentro de un mes, por la edad de la deuda, el tipo de cliente etc.

Actualmente esa necesidad se resuelve codificando cada uno de los canales disponibles. El coste de la complejidad limita las posibilidades de personalización.

Con la tecnología de procesos no lineales, la personalización no se traduce en complicación del sistema.

LOS SISTEMAS FRONTALES SE COMPORTAN “RECONOCIENDO” A CADA CLIENTE

En cada conversatión, Memento produce un diálogo adaptado a cada cliente, su contexto y su canal del momento, sin tener nada de ello en código.