Hemos encontrado, en la web de Sales Systems, en Nueva Zelanda, un estupendo gráfico de la relación de cliente, que muestra con bastante claridad que su comportamiento se parece mucho más a un “carrito, de los de Amazon, que a un proceso de diseño clásico, tan ordenado y previsible.Ir en tren o ir en barco es lo mismo en cuanto al objetivo que se persigue, sin embargo la tecnología es completamente diferente: en un caso se trata de gestionar en un entorno perfecto, en el otro se trata de gestionar en una realidad impredecible.

Lo explicamos mejor aquí.

Ahora que la mayor parte de los clientes es digital, si no en la llegada, al menos en el uso, esta tecnología es imprescindible. Estas son las grandes diferencias de enfoque:

cuadro

Para más información, además de lo que se puede encontrar en Google, hay un interesante artículo en wikipedia (artifact-centric business process model) y una magnífica presentación de Sira Yongchareon en slide-share.